¿Problemas con las matemáticas? Vamos a aclarar conceptos (I)

A menudo observo en el aula que, a la hora de enfrentarse a un supuesto de cálculo financiero, el problema no es el mundo financiero en sí, sino cómo desenvolverse bien con las matemáticas. Si nos paramos a pensar, la matemática financiera no es muy complicada; lo que hace cuesta arriba la asignatura es eso de sacar factor común o saber despejar bien una ecuación. Son conceptos básicos, sí, pero es necesario aclarar esas “lagunas” que a veces se presentan.

En la entrada Cómo afrontar un problema de matemáticas financieras y evitar errores de cálculo se hace una extensa mención a los principales escollos a afrontar, pero en el vídeo  que puedes ver a continuación, te explico por dónde empezar a la hora de hacer los cálculos desde una fórmula o ecuación.

¡Espero que te ayude!

Hablamos de capitalización ¿mejor simple o mejor compuesta?

Dentro del mundo financiero podemos encontrar dos formas de hacer crecer el dinero. Nos estamos refiriendo a la capitalización simple y de la capitalización compuesta. Pero ahora nos surgen preguntas: ¿qué diferencia hay entre ellas? ¿Cuál es más interesante?.

Vamos allá

Continuar leyendo “Hablamos de capitalización ¿mejor simple o mejor compuesta?”

Cómo afrontar un problema de matemáticas financieras y evitar errores de cálculo

Cuando nos ponen delante un problema o supuesto de matemática financiera, a veces no lo resolvemos bien. Y no es por no conocer la fórmula adecuada o no saber despejar correctamente la variable que nos interesa. Simplemente, lo que nos sucede es que no tenemos una metodología clara de cómo operar. 


Aquí tienes unos consejos para que ningún problema de cálculo financiero se te resista:

Primer consejo.- lee tranquilamente el problema. Las veces que necesites. Hasta que descubras qué te piden en el ejercicio

Segundo consejo.- es fundamental “sacar los datos”. Ponles nombre (esto es el capital inicial, aquí me dan el tipo de interés…) y también apellido (euros, meses…)

Tercer consejo.- muy importante: HOMOGENEIZAR. Expresa las variables de tiempo y de tipo de interés en la misma unidad. Si trabajas con años, exprésalo todo en años. Si decides utilizar meses, todo en meses. Este es quizás el error más corriente que descubro en los exámenes. ¡Ojo!

Cuarto consejo.- con la información disponible, aplica las fórmulas adecuadas. Ten en cuenta que puede suceder que no necesites todos los datos que el enunciado te ofrece. Puede haber información irrelevante. Y atención: no olvides el orden jerárquico de las operaciones matemáticas. Aquí te las recuerdo:

1º Los paréntesis, del más pequeño al más grande
2º Las potencias
3º Las multiplicaciones y las divisiones, desde la izquierda hacia la derecha de la expresión
4º Las sumas y las restas, desde la izquierda hacia la derecha

Quinto y último consejo.- al finalizar los cálculos, piensa si el resultado que te ha salido es lógico y en qué unidad está expresado.

¡A por ello!