¿Qué ha sido de los Montes de Piedad?

Una de las cosas que más me gusta explicaros es qué es un Monte de Piedad, o también llamado montepío. Os llama la atención el nombre (y no es para menos), y observo que, cuando conocéis cómo nacieron y qué ha sido de ellos, sois conscientes de dar un pasito más en esto de descubrir qué es  y cómo funciona el mundo financiero.

Siempre os comento que los bancos, cuando prestan dinero, no lo hacen a quien lo necesita, sino a quien pueda devolver con garantías lo que ellos han prestado junto con los intereses. Y esto ha sido así desde que nacieron los bancos. Pues bien, allá por el siglo XV, en Italia concretamente, los padres franciscanos vieron la necesidad de evitar que las clases sociales más desfavorecidas cayeran en manos del negocio de la usura.  Y, aunque es España ya por esa época había iniciativas parecidas, no fue hasta 1702, gracias al trabajo del sacerdote aragonés Francisco Piquer cuando apareció el primer Monte de Piedad como tal. Se denominan así porque en Italia designaban al capital con el término Monte  (y en castellano seguimos llamando monto a la suma de dinero). Al añadir el calificativo de Piedad se pretendía subrayar la finalidad caritativa y desinteresada de estas instituciones y así diferenciarlas de los Montes Públicos en los que se depositaba dinero para obtener intereses.

Gracias a estas instituciones, familias o ciudadanos con pocos recursos podían pedir dinero prestado a muy bajo interés poniendo en prenda algún objeto de valor o incluso parte de la cosecha o animales de trabajo. Como puedes ver, se obtenían préstamos a bajo interés, cruciales para que la gente pudiera desarrollarse y salir adelante.

Los Montes de Piedad conseguían sus recursos sobre todo a través de la captación de depósitos en metálico. También obtenían fondos provenientes de limosnas, de ayudas de la Corona y de congregaciones religiosas. Con todo ello se formaba un fondo común.

A medida que las circunstancias socioeconómicas fueron cambiando, los Montes de Piedad fueron evolucionando hacia las Cajas de Ahorros, las cuales tenían el objetivo de  fomentar el ahorro entre los más humildes. De hecho, el Monte de Piedad fundado por el padre Piquer fue el germen del Monte de Piedad de Madrid, que con el tiempo se convertiría en la Caja de Ahorros de Madrid y, posteriormente, Caja Madrid.

¿Y hoy en día? ¿Existen?

Sí, existen. Y han tenido un papel importante en esta etapa de crisis, donde los préstamos prendarios tanto han crecido. La gente puede llevar allí sus joyas, alhajas o bienes de valor, el Monte de Piedad los tasa y le concede un préstamo en función del valor del bien, el cual queda en garantía en forma de prenda. Cuando el cliente devuelve el dinero, el bien vuelve de nuevo a su poder. En el caso de que no sea capaz de afrontar el préstamo, el bien se subasta, previa comunicación a su dueño.

Actualmente, según CECA, existen 14 Montes de Piedad en España con 21 oficinas repartidas por todo el país. En León opera la Fundación Obra Social de Castilla y León (FUNDOS), que tiene su sede en el edificio de Botines.

Como puedes concluir, los Montes de Piedad suponen para miles de personas una salida a los apuros económicos que puedan estar atravesando, a través de la concesión de un crédito inmediato en condiciones financieras no consideradas abusivas.

77732332

Para saber más

http://www.ceca.es/que-hacemos/inversion-social/montes-de-piedad/

http://www.finanzasparamortales.es/funciona-monte-piedad/

https://elmaslargoviaje.wordpress.com/2014/04/16/origen-de-los-montes-de-piedad/

http://losmontesdepiedad.es/historia/

https://es.wikipedia.org/wiki/Monte_de_Piedad

https://www.montedepiedad.caixabank.es/prestamos-joyas_es.html

Anuncios

¿Será Facebook un nuevo banco?

De momento no lo es, en el sentido estricto de lo que entendemos por banco, pero poco a poco se va haciendo hueco en el sector financiero. Y no solo Facebook. Google, Amazon, Alibaba o Apple también se apuntan a esta revolución tecnológica en el mundo de las finanzas. De hecho, en España ya se puede enviar dinero a tus contactos a través de Facebook Messenger, Telegraph o Whatsapp. Precisamente, esta es una nueva estrategia de las tecnológicas: ir avanzado en el mercado de los servicios financieros.

Continuar leyendo “¿Será Facebook un nuevo banco?”