¡Ha llegado junio! ¡Y con él los exámenes! ¡OMG!

Junio es sinónimo de exámenes finales, repescas, trabajos finales, presentaciones de proyectos. Y con todo esto llegan los nervios, las prisas finales y la ansiedad. Es la recta final de una carrera que empezó allá por septiembre y que de la que ya se empieza a vislumbrar la línea de meta.

Pero antes hay que afrontar las pruebas finales. ¿Y cómo lo hacemos? ¿Es posible un junio sosegado, sin sorpresas finales, sin agobios?. No puedo dar aquí un sí rotundo, estaría siendo muy optimista, pero sí que es verdad que, si observamos algunas pautas y consejos, junio se va a hacer muuuuuuucho más llevadero.

admin-ajax-400x270

¿Lo intentamos?

Te propongo tres reglas.

Regla número uno: asiste a clase.

tumblr_na0dvv3mb11ruo93qo2_r1_1280Ni se te ocurra perder ahora ninguna de las clases, por lo que te voy a contar.

En primer lugar sigue habiendo materia que dar, y sigue siendo tan importante como la que diste en marzo.

En segundo lugar porque el profesor no solo da información sobre la materia, sino que también ofrece información sobre cómo hay que afrontarla. Los ejemplos que se ponen, las aclaraciones… es oro molido. Además, fíjate si los profesores nos paramos más en algún concepto, u os decimos “esto es importante” o si nos veis entusiasmados explicando algo; es candidato a que sea preguntado en el examen.

Y en tercer lugar porque si os vemos en clase, atentos y resolviendo dudas, indica interés y ganas de aprender. Y, como os digo muchas veces, hace más el que quiere que el que puede. Y suma puntos 😉

288ee5b09af31f1602b6ee99be6f4408Regla número dos: exprime al máximo las clases.

Tienes que conseguir que la gran parte de lo que te han contado quede YA estudiado. Que en casa solo te quede asentar y afianzar. Muchas veces con escuchar, la idea queda fijada. Pero si mientras te están explicando, tú ya vas iniciando tus esquemas, hilando conceptos y aclarando dudas, te garantizo que prácticamente ya lo tienes hecho.

Y, por favor, no comentas el grandísimo error de ponerte a pasar otros apuntes o a hacer trabajos de otras materias. ¡Sé realista! ¡NO estás adelantando trabajo! Solo consigues dos cosas: perder las explicaciones de esta clase, con lo que es como si no hubieras ido, y dar a entender que no tienes ni el más mínimo interés.

Regla número tres: organízate.

Boy studyingPero hazlo a la inversa. Te explico. El día antes del examen resérvalo para repasar y memorizar la estructura de los distintos temas (ojo, memorizar conceptos ya casi debería estar hecho). Y a partir de aquí, planifica, de manera que los días anteriores tienen que estar dedicados a hacer esquemas, ejercitar la lectura comprensiva y a la memorización. Te recomiendo que le eches un vistazo a este post, te ayudará mucho.

Pero…¿y si el tiempo apremia y estás contra las cuerdas? O tienes muchísimos exámenes que preparar y eso de disponer de unos cuantos días es pura utopía… Pues aquí solo te recomiendo una cosa: CALMA. Calma y dirige tú la situación. Ponte a estudiar (…y ponte ya) como si tuvieses en tus manos todo el tiempo del mundo y no dejes que los nervios o la presión te dominen. Echa un vistazo al temario y selecciona lo que es más importante o lo que lleva más carga de nota en el examen y… ¡a por ello!

no-pain-no-gain-paper-notepad-73764687

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s