Me encanta esto de la bolsa. ¿Invertimos?

bolsa11Quizás hayas estado mucho tiempo oyendo hablar de la bolsa. Que si los mercados caen, que si están en verde, que si Wall Street abre al alza… Y puede que conozcas a gente que a su vez conoce a alguien que se ha forrado en bolsa. O que se ha arruinado. En todo caso parece un mundo mágico, casi esotérico, donde se analizan líneas en gráficos, la adrenalina sube y no muchos saben moverse bien en él.

Pero antes de entrar en cómo se puede invertir en bolsa, quiero reflexionar contigo. No soy una experta inversora, ni mucho menos, pero sí he tenido contacto suficiente con los mercados para tomarme la libertad de darte estos diez consejos: Continuar leyendo “Me encanta esto de la bolsa. ¿Invertimos?”

Ha llegado la revolución tecnológica al mundo del dinero. Las fintech.

No os veo a ninguno de vosotros trabajando en un banco. Al menos bajo la idea tradicional de banco. El estar detrás de una mesa y esperar a que el cliente llegue para hacer una transferencia o que le abramos una cuenta o que le gestionemos la concesión de su préstamo hipotecario, eso, ya está muerto. Ya hace tiempo que está instaurado que el propio cliente haga las transferencias, busque las condiciones de distintos depósitos por Internet o saque él solito el dinero en los cajeros. No es necesario a nadie (presencial) para hacer estas operaciones.

Continuar leyendo “Ha llegado la revolución tecnológica al mundo del dinero. Las fintech.”

Oye, Elena, ¿es lo mismo un préstamo que un crédito?

La respuesta es no.

linea-de-credito-online-empresasEn un préstamo, la entidad financiera nos otorga el dinero de golpe, nos lo ingresa íntegro en nuestra cuenta. Por tanto, los intereses se calculan sobre la cantidad total prestada (o, como dicen los financieros, sobre el monto total prestado).

Pero en un crédito, la entidad financiera simplemente nos dice que tenemos a nuestra disposición una cantidad de dinero, la cual podemos disponer libremente (hasta un límite, claro está). Y no solo tenemos flexibilidad para disponer, sino también para reembolsar el dinero, dentro de los plazos fijados en contrato.

Aquí tienes las principales diferencias entre los dos productos: Continuar leyendo “Oye, Elena, ¿es lo mismo un préstamo que un crédito?”