La escucha activa y el cine

En el post ¿sabes escuchar? se exponían habilidades que mejoraban nuestra escucha activa y hacían que la comunicación fuese mejor y más fluida. Ahora es el momento de ver ejemplos. Para ello, el séptimo arte nos ofrece multitud de  situaciones de lo que puede ser escucha activa. He seleccionado las siguientes escenas:

Del revés. Inside Out (2015).

La película de las emociones por excelencia muestra un ejemplo de cómo la empatía bien encauzada puede hacer que nuestro interlocutor “se vacíe por dentro” y nos muestre un poquito de su alma. Fíjate que Alegría no fue capaz de arrancarle una palabra al elefante, cosa que sí logró Tristeza. ¡Lo que se puede ayudar, simplemente, escuchando!

2. Patch Adams (1998)

Observa el lenguaje corporal del doctor. ¿Realmente está escuchando? Además el hilo de la conversación se pierde totalmente y el paciente se da cuenta cuando introduce “otros elementos” en la misma y el médico ni se da cuenta…

3.Mejor imposible (1997)

Se puede escuchar sin decir ni una sola palabra. Pero ¡qué importante son nuestras expresiones! Observa a Helen Hunt y cómo es capaz de transmitir solo con su rostro.

Pero… puede también ser interesante saber qué no es escucha activa. Observa 😉

Ahora solo toca ponerlo en marcha. ¡adelante!

Anuncios

Un comentario sobre “La escucha activa y el cine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s