Cómo preparar los exámenes y no morir en el intento

Estoy segura de que, a estas alturas, te han explicado miles de veces cómo hay que estudiar. No voy a volver a recordarte aspectos como lo importante que es subrayar las ideas principales (cosa que lo es, no lo olvides). Me gustaría ofrecerte otra visión sobre cómo afrontar esa semana o quincena dura llena de exámenes y pruebas. Y para ello me voy a basar en mi propia experiencia

success1En primer lugar conciénciate, definitivamente, de que no existen trucos mágicos ni fórmulas esotéricas para estudiar y aprender. Se necesita tiempo y esfuerzo. Cada uno tenemos unos niveles distintos de facilidad de aprendizaje. Bravo por los que tenéis facilidad, pero por mi experiencia tengo que decir que el tesón y las ganas son mucho más poderosas que el “poder” y la facilidad.

Un profesor mío nos dijo una vez en clase que si todos dedicáramos diariamente un par de horas a leer, entender y esquematizar lo que ese día habíamos visto en clase (ojo, no a empollar, sino a comprender), todos tendríamos un sobresaliente en todas las materias.

Con esto te quiero hacer ver lo importante que es aprovechar todo lo que puedas cada una de las clases. No vayas a ninguna sin saber lo que diste el día anterior ni te quedes con ninguna duda. Pregúntale a tu profesor todo lo que no entiendas. Muchos alumnos me dicen que les da algo de vergüenza preguntar en clase. Es una pena, porque muchos compañeros se pueden beneficiar de tu pregunta; pero si no quieres hacerlo en público, pregúntale en privado o aprovecha las tutorías.

Otra cosa buena de ir a clase es que te permite conocer al profesor. Créeme, es algo que te puede ayudar mucho. Si observas que insiste mucho en un aspecto o incide en algún concepto o explica algo “importante” o, simplemente, dice que cae en el examen… ¡Anota! Es candidato a pregunta.

Si te das cuenta, te estoy diciendo que cerca del 60% de preparación de un examen es ir a clase y exprimirla al máximo.

¿Y cuando se va acercando la fecha? Yo creo que el gran truco esimg_cual_es_la_mejor_hora_para_estudiar_6219_orig organizarse bien. El día antes lo deberías dedicar a repaso general y memorizar aspectos clave como definiciones, características o similares. Los días anteriores son para realizar los esquemas, buscar relaciones entre conceptos o comprender a fondo la materia. Para mí, mis dos mejores trucos para afianzar y memorizar son dos: visualizar los apuntes o el esquema que tengo que reproducir y repetir en voz alta. En mi caso leer y leer y leer hasta que “se me va quedando”, jamás ha funcionado.

Y llegó el día del examen. Los nervios, los comentarios cinco minutos antes con otros compañeros o repasar compulsivamente los apuntes…lo siento, pero no sirven de nada. Sé lo complicado que es no hacer esto, pero sí, no vale para nada. Los nervios, en el pasillo y los comentarios negativos y “repasos” a toda velocidad empeoran más que ayudan. Ahora simplemente nos queda respirar y leer cuidadosamente las preguntas.

Si has estudiado y lo has comprendido todo, tranquilo, te saldrá perfecto.

¡ÁNIMO!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s