¿Puede un depósito bancario tener rentabilidad variable?

finance_piggies-1140x344_c

Sí, puede. Y tienen un nombre. Se llaman depósitos estructurados

En primer lugar recuerda lo que es una rentabilidad variable: es la que no sabes de antemano cuánto va a suponer. No sabes previamente si vas a tener un 1% o un 5% o, incluso, tener pérdidas. La renta fija sí conoces cuando vas a realizar la inversión cuál va a ser la rentabilidad. Por eso es más segura.

Podemos decir que existen dos tipos de depósitos estructurados:

  1. Depósitos indexados, indiciados o referenciados: su rentabilidad está asociada a la evolución de un índice bursátil, la cotización de unas acciones o, incluso, una cesta de valores. Estos activos o índices de referencia pueden ser nacionales o internacionales. Tienes que comprender que son los intereses los que están ligados a la evolución de los activos o índices, no el capital que depositas (éste no lo pierdes), por lo que en muchas entidades de crédito te lo presentan como que el capital está garantizado al 100%. Sí que es verdad, pero los intereses no. ¡Ojo, que no te confundan!
  2. Depósitos cuyo capital no está asegurado. Si en los anteriores teníamos la certeza que el capital inicial no lo perdíamos, en estos vamos a dar una vuelta de tuerca. Aquí la rentabilidad también está ligada a la evolución de la cotización de algún tipo de acciones (vamos a poner, por ejemplo, acciones de telefónica). Si la cotización de telefónica supera determinado tipo, establecido previamente, el depositante obtiene su capital inicial más la rentabilidad acordada. Hasta aquí bien. Pero, en caso contrario, si no se supera ese determinado umbral, en lugar de entregar el capital se entregan las acciones de telefónica que se hayan pactado previamente y según cotización del momento.

Por lo tanto, son depósitos adecuados para aquellos inversores que quieren obtener más rentabilidad que la ofrecida por el banco con depósito ordinario ya que al ser fluctuante y tener más riesgo, conllevan un potencial de rentabilidad mayor. Además, como depósitos que son, están garantizados por el Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito.

No obstante, como has podido comprobar, son productos más complejos que las imposiciones a plazo fijo que exige comprender que operamos en mercados variables y volátiles, por lo que la rentabilidad queda comprometida.

Te recomiendo que leas este artículo publicado en la vanguardia donde puedes ver un ejemplo de todo lo explicado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s