Pero… ¿qué es una operación financiera?

Supongamos que tienes un coche y un amigo te propone comprártelo. Te ofrece 10.000 € hoy o 10.000 € dentro de un año. ¿Tú qué preferirías? Obviamente el dinero que te pueda dar hoy. ¿Por qué? Hay dos poderosas razones. La primera es que 10.000 euros hoy no son lo mismo que 10.000 euros que dentro de un año. Existe inflación. Lo que se puede comprar hoy con un euro no es lo mismo que lo que podemos comprar con un euro dentro de un año. Y, por otro lado, si tenemos el dinero hoy lo podemos guardar en un banco y éste nos ofrece unos intereses. Dentro de un año tendremos 10000 euros más los intereses. Todo esto sin contar con el factor riesgo de tener el dinero ya hoy y no prometido, claro. 
Podemos definir OPERACIÓN FINANCIERA como todo acto mediante el cual se acuerda intercambiar o sustituir unos capitales por otros en distinto momento de tiempo.
 
Lo expuesto anteriormente indica la importancia que tiene el tiempo en estas operaciones. De hecho un capital, para ser considerado financiero, debe indicar tanto la cantidad de dinero como el momento de tiempo al que está referida. Por ejemplo, 100 € no es un capital financiero. Pero si nos informan de que podremos disponer de 100 € dentro de un mes ese si sería un capital financiero.
Así pues, los elementos que intervienen en una operación financiera son:

 
• Prestación: la cantidad de capital que se compromete a entregar la persona que inicia la operación. 
• Contraprestación: Compromiso total que adquiere el deudor de la operación.
• Origen de la operación: Momento en que se inicia la prestación de la operación financiera
• Final de la operación: Vencimiento del último de los capitales que se intercambian
• Duración de la operación: diferencia entre ambos vencimientos. Intervalo de tiempo donde se originan los intereses
• Acreedor o prestamista: persona que entrega (presta) el primer capital
• Deudor o prestatario: Persona que recibe el primer capital
• Ley financiera: acuerdo de equivalencia entre las partes. Se utiliza un acuerdo pactado previamente para conocer cómo se calculan los intereses.  En la práctica las leyes financieras se concretan en fórmulas matemáticas que permiten calcular intereses.
• Equivalencia financiera: Nos permite determinar si dos o más capitales situados en distintos momentos resultan iguales o no
 
Vamos a ver esto en un ejemplo:
Dispones de 1000 euros y los inviertes en el banco A, el cual le garantiza una remuneración del 10% de interés anual compuesto. ¿Cuánto tendrás al final del año? Tu capital (1000 euros) más los intereses (10% de 1000 = 100 euros). Total 1100 euros. Entonces, los elementos son:
  • Prestación.- el capital que colocaste en la cuenta. 1000 euros
  • Contraprestación.- lo que recibes al finalizar el año: 1100 euros. Capital más intereses
  • Origen de la operación.- hoy
  • Final de la operación.- dentro de un año
  • Acreedor.- tú, ya que realmente le prestas el dinero al banco
  • Deudor.- El banco, que te tiene que devolver el dinero más los intereses
  • Ley financiera.- se ha pactado un tipo de interés del 10% compuesto
  • Equivalencia financiera.- Te resulta indiferente cobrar hoy 1000 euros que esperar un año y tener 1100 euros. Son equivalentes porque hemos pactado una ley financiera de unos intereses del 10%

 

¿Cómo la dibujarías? Aquí tienes un vídeo que te lo explica

 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s